Buscar
  • Jose Israel Tours

Bauhaus en Tel Aviv

La Escuela Bauhaus es a Tel Aviv lo que el modernismo a Barcelona. Con, aproximadamente, 4.000 edificios repartidos entre sus no más de 50 kilómetros cuadrados, Tel Aviv ostenta orgullosa el título de la ciudad con mayor número de construcciones de estilo Bauhaus del mundo. No en vano en el año 2003 la Unesco reconocía este dato, declarando a la Ciudad Blanca lugar Patrimonio de la Humanidad “por integrar las tendencias arquitectónicas del Movimiento Moderno en el entorno local”.



La estrecha relación entre la escuela Bauhaus y Tel Aviv se remonta a los años 30, cuando un destacado grupo de arquitectos judíos huyó de su Alemania natal ante el ascenso de los nazis al poder. Pertenecientes al grupo articulado en torno a Walter Gropius en 1929, Arieh Sharon, Shmuel Mestechkin, Munio Gitai-Weinraub y Shlomo Bernstein, entre otros, implantaron un novedoso y moderno plan de urbanismo. Respetando las directrices arquitectónicas básicas de la Bauhaus, diseñaron una ciudad que pudiera adaptarse a las singularidades de un clima desértico y mediterráneo. De este modo, las nuevas construcciones estarían caracterizadas por colores claros, como el blanco, ventanas traqueteadas para impedir la entrada del calor o los asentamientos sobre pilares al aire libre, permitiendo así que el viento pase por debajo de los apartamentos.

Los más hermosos y mejor conservados se encuentran en las diferentes vías del centro histórico de la ciudad, y especialmente en el Rothschild Boulevard. De esta forma caminando por este paseo se pueden ver lo que son las características básicas que definen el movimiento Bauhaus. Es una arquitectura en la que prima la funcionalidad, donde se atiende a economizar en los materiales, y desde luego todo se inspira en líneas puras, aunque sean curvas como en los balcones.

El conjunto tiene una clara geometría, y la organización tiende a la horizontalidad, si bien de vez en cuando algún elemento más vertical sirve de contrapunto. Y los detalles decorativos escasean, y cuando los hay tienen cierto significado como algunas ventanas circulares que evocan a los barcos en los que llegaban los judíos para asentarse en el país.



El Museo Bauhaus, en el 21 de Bialik Street, es, a pesar de su reducido tamaño, otra de las mejores opciones para comprender y conocer la importancia de la escuela alemana en el urbanismo de la ciudad. Abierto solo dos días a la semana, miércoles y viernes, posee también una muestra con objetos diseñados por Mies Van Der Rohe, Marcel Breuer y otros arquitectos significativos del Movimiento Moderno.



0 vistas

Más  info sobre Israel?  Suscribete a mi News!